Skip to content

¿Qué es Nutrición Genómica?

nutrición genómica

En los últimos años, los avances en la esfera de la genética y la genómica, incluida la secuenciación del genoma humano, han hecho posible el surgimiento de nuevas y prometedoras disciplinas, que han demostrado una vez más la importancia de la genética en todos los ámbitos de nuestra vida. Como resultado de estos avances, nació la nutrición genómica, una disciplina de gran importancia en la actualidad que se convertirá en la protagonista de nuestro puesto en la actualidad.

La Genómica Nutricional es el área de la ciencia que estudia la relación entre el genoma humano, la nutrición y la salud. La base conceptual de esta disciplina se basa en los siguientes principios:

  • Los compuestos químicos que ingerimos a través de nuestra dieta interactúan con nuestro genoma, ya sea directa o indirectamente, regulando la expresión de nuestros genes.
  • Las variaciones genéticas entre individuos pueden influir en la forma en que metabolizamos los alimentos.
  • Algunos genes regulados por la dieta juegan un papel decisivo en la génesis, incidencia, progresión y/o gravedad de las enfermedades crónicas.
  • En algunos individuos en particular, la dieta puede ser un factor de riesgo significativo en el desarrollo de diversas enfermedades.
  • La medida en que la dieta influye en el equilibrio entre el estado de salud y la enfermedad puede depender, en gran medida, de la historia del individuo.
  • La intervención dietética basada en el conocimiento de las necesidades nutricionales individuales, el estado de nutrición y el genotipo puede ser muy útil para prevenir, aliviar u optimizar el pronóstico de las enfermedades crónicas.

La Genómica Nutricional se divide a su vez en dos subdisciplinas: Nutrigenómica y Nutrigenética. Estas áreas difieren en varios aspectos, incluyendo su objeto de estudio, por lo que ahora analizaremos y explicaremos en qué consisten estas dos disciplinas.

La Nutrigenética se basa en el estudio de los efectos de las variaciones genéticas entre individuos en respuesta a los nutrientes de la dieta. En otras palabras, estudia la forma en que nuestro cuerpo responde a los diferentes nutrientes según nuestro perfil genético individual. La nutrigenética también investiga las variantes genéticas (polimorfismos) asociadas a las enfermedades relacionadas con la nutrición.

Por ejemplo, algunas personas, según su perfil genético, pueden tener dificultades para metabolizar ciertos nutrientes, lo que a su vez puede aumentar la susceptibilidad a ciertas enfermedades. Aquí es donde interviene la Nutrigenética. Una vez que se ha determinado el perfil nutricional genético del paciente, podríamos aplicar las medidas adecuadas para evitar que la enfermedad se exprese.

Entre las variantes genéticas o polimorfismo más relevantes, podemos destacar la variante polimórfica rs1801133 del gen MTHFR, gen que codifica para la enzima 5, 10 – metilentetrahidrofolatoreductasa. Esta enzima participa en el metabolismo del ácido fólico y su variante termolábil de actividad reducida derivada del polimorfismo, produce un aumento de la concentración de homocisteína en el plasma. Este aumento de la concentración de homocisteína se asocia, a su vez, con un mayor riesgo de cardiopatía isquémica. Por lo tanto, la presencia de esta variante en la homocigosis (presente en un intervalo de entre el 5 y el 30% de la población) sugiere la necesidad de establecer requisitos nutricionales específicos.

La Nutrigenómica, por su parte, se centra en el estudio de los efectos que los nutrientes o componentes de la dieta tienen sobre el genoma, el proteoma y el metabolismo, es decir, sobre el conjunto de genes, proteínas y metabolitos de nuestro organismo. En otras palabras, la Nutrigenómica estudia la forma en que los nutrientes contenidos en los alimentos que comemos pueden afectar a nuestra expresión genética. El objetivo de este estudio es identificar los nutrientes específicos relacionados con las enfermedades.

Objetivos y perspectivas futuras de la Genómica Nutricional

 

Entre los principales objetivos perseguidos por la Genómica Nutricional podemos destacar los siguientes:

  • Entender cómo nuestros genes interactúan con diferentes elementos nutricionales,
  • Provocar cambios en el metabolismo celular y en los perfiles metabólicos, orientados a prevenir, aliviar y/o mejorar el pronóstico de diferentes enfermedades en las que el factor nutricional constituye un elemento importante en su etiopatogenia.
  • Poder elaborar recomendaciones dietéticas individualizadas para aumentar la eficacia de los planes nutricionales.

En cuanto a las perspectivas de futuro, podemos concluir que, aunque todavía estamos en los albores del nacimiento de la genómica nutricional, podemos estar seguros de que, en un futuro no muy lejano, seremos capaces de determinar la susceptibilidad individual a los trastornos de alta prevalencia y actuar en consecuencia aplicando medidas destinadas a prevenir la expresión de estas patologías, mejorando así la calidad de vida de las personas.